La importancia del Trabajo Colaborativo

agosto 14, 2021

Las Olimpiadas de Tokio nos ha dejado enormes lecciones de Vida. En especial destacamos la alegría desbordante de dos deportistas al compartir la medalla de oro en la prueba de Atletismo (salto de altura) entre los países de Qatar e Italia, quienes luego de competir por dos largas horas, en un momento - como lo llaman los críticos - “ De Nobleza Competitiva”, acordaron compartir la primera posición. Mutaz Barshim (Qatar) nos dá un gran ejemplo de Trabajo Colaborativo, sellado al mencionar las siguientes palabras:

“Es uno de mis mejores amigos, no solo en la pista, sino fuera de la pista. Trabajamos juntos. Este es un  sueño hecho realidad. Es el verdadero espíritu, el espíritu deportista, y estamos aquí transmitiendo este mensaje”.

Mutaz Barshim

Si llevamos esta lección al mundo organizacional, surge la siguiente interrogante:

¿Hemos identificado el “Trabajo Colaborativo” como parte de las competencias definidas por la empresa?

El trabajo colaborativo es capaz de generar creatividad, comunicación, fluidez a través de toda la organización. A su vez, el trabajo colaborativo genera un intercambio constante de conocimientos, habilidades y actitudes entre los equipos multidisciplinarios. Este intercambio promueve el aprendizaje así como el enfoque hacia un sola meta compartida. Busca lograr sinergias, cohesión y coordinación que facilita tanto el crecimiento individual como el grupal

Con el “trabajo colaborativo”, podemos intervenir 03 problemas que enfrentan las organizaciones comúnmente, entre ellos tenemos:

  • La fragmentación: creada por la especialización de tareas, que separan distintas funciones y con frecuencia genera conflictos.
  • La competencia: el cual destruye la colaboración. Se hace imprescindible el enfocarse en cooperar y compartir  conocimientos.
  • La reactividad: ella se centra más en solucionar problemas que en generar creatividad. 

Considerar que la competencia del “trabajo colaborativo” sienta las bases para el desarrollo de la “Cultura del Aprendizaje e Innovación”, esta cultura permitirá aprovechar los esfuerzos y fortalezas individuales a favor del equipo, permitiendo que los colaboradores desarrollen nuevas habilidades en el intercambio constante de competencias para el logro de objetivos comunes. 

En la actualidad, tenemos claros ejemplos de trabajo colaborativo como los “equipos ágiles”, ”equipos autodirigidos”, “team product”, entre otros, que terminan involucrando y fortaleciendo a todo el personal tanto en el análisis de problemas existentes como en el planteamiento de soluciones.

Por Yolanda Rodríguez, Directora Cuántica

Si deseas implementar este programa en tu organización puedes escribirnos a través del formulario de contacto en nuestra página web.

Todos los derechos reservados
cross linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram